domingo, 1 de julio de 2012

HUERTOS URBANOS

Un día paseando por Amsterdam (hace ya varios añitos...) descubrí un proyecto fenomenal... un barrio alrededor de una antigua torre de agua. El complejo incluía a la torre (aún en uso), como atracción principal; antiguos edificios que albergaban máquinas, bodegas y casetas de personal, transformados en centros culturales comunales y pequeños negocios; viviendas unifamiliares junto a edificios de apartamentos; plazas; un canal a travesando en conjunto; y lo que más me llamó la atención: HUERTOS URBANOS!


Hasta ese día no me había planteado de ninguna manera la posibilidad de tener y mantener un huerto urbano. Lo más cercano había sido el patio de la casa de mi padre, donde año con año el árbol de mango y el de naranjo agrio, daban frutos a pesar de nuestra indiferencia. En el Watertorenplein me costaba creer que la gente de los apartamentos era también dueña de un pequeño pedacito de tierra a la par de las plazas, al cual bajaban día con día a cultivar flores, hortalizas, frutas. Me maravillaba que no hubieran muros con alambre de puas defendiendo cada parcelita, que nadie robara nada, y que todos hicieran algo que jamás había visto hacer: COMPOST.


Ahora parece ser una moda urbana el incluir huertos por todas partes. Casi cada super proyecto de espacios públicos y comunales incluye un pedazo para el cultivo. Es además chic cultivar algunas verduras y hierbas aromáticas en casa, a la par de los árboles frutales que siempre parecen haber estado allí... ante la moda algunas reflexiones me parecen importantes...


1/ En nuestro país tropical donde la vegetación es valiente, testaruda y se empeña en seguir naciendo a pesar de nuestros malatratos, y en el mejor de los casos, indiferencia, me parece importante reflexionar sobre los ciclos de la abundante naturaleza que nos rodea. Para que una semilla se produzca, plante, crezca, desarrolle de forma sana, de flores y frutos, los cuales finalmente nos alimentan, hay ciclos diversos, ritmos preciosos ante los cuales deberíamos estar atentos. Son verdaderos milagros de la vida.
Pasamos de lado ante esos ciclos, cuando son verdaderas fuentes de conocimiento de nuestro entorno. Son más que una moda pasajera, han estado allí, evolucionando y adaptándose, por millones de años, y seguramente nos sobrevivirán.


2/ Ese conocimiento de los ciclos de la naturaleza y de nuestro entorno, es algo que deberíamos aprender desde pequeños de forma conciente. Las ironías... es algo prácticamente olvidado en cualquier programa de estudios. Es algo poco transmitido en el entorno familiar. Es algo no fomentado por la sociedad en su conjunto... el fruto que cae del árbol en un país tropical debería ser fuente de reflexión y conocimiento...


3/ Cultivar un huerto debe ser más que una moda, debe ser una actividad de reflexión constante, de búsqueda, de comprensión, de paciencia, de alegría, de satisfacción, de entendimiento de la tropicalidad en la que nos ha tocado nacer y con la que crecemos día a día.


4/ El Salvador es un país con problemas de seguridad alimentaria, de desnutrición... de contradicciones... por ejemplo: cada vez somos más obesos porque consumimos más comida chatarra, sin preguntarnos de dónde viene, viviendo en el abundante trópico!!!... introdujimos las semillas transgénicas sin que nadie se diera cuenta, y con ello ponemos en serio peligro la diversidad de especies que tenemos en nuestra región, de eso nadie habla!!!... Vean este instructivo documental sobre Monsanto...
http://topdocumentaryfilms.com/the-world-according-to-monsanto/


Algunas cuestiones prácticas:


1/ Enseñemos a los niños a amar y proteger la naturaleza con acciones concretas. Cultivemos la tierra con ellos.


2/ Hacer compost en casa es fácil y gratificante, pero necesita tiempo y dedicación. Necesita que nos involucremos personalmente. 
http://www.contrapunto.com.sv/cparchivo/ambiente/que-hacer-por-el-medio-ambiente-en-casa


3/ Cultivar no siempre es fácil, hay que conocer las plantas y sus ritmos, hay que ganarle la batalla a las plagas, hay que preparar la tierra, hay que reservar siempre espacio para insectos y pájaros que se comerán una parte, pero nos ayudarán a diseminar semillas y polinizar... Pero, hay que ser prácticos: no tenemos por qué comenzar de cero, hay mucho conocimiento ya adquirido, sugiero buscarlo y apoyarse en lo que otros ya conocen y comparten con nosotros... a su vez compartir nosotros con quienes nos lo pidan.


Les dejo unos links que me parecen interesantes...
http://elhuertodelaquebrada.blogspot.com/
http://www.maoes.net/

Diferentes formas de hojas de orégano, cultivadas en mi jardín...

No hay comentarios:

Publicar un comentario